La vida te da infinitas oportunidades. Cada día realizamos elecciones, una detrás de otra, sin tomar mucha consideración en ellas porque nos resultan cotidianas.
Elegir un vaquero por comodidad resta de llevar una falda por frescura, por ejemplo.
Toda decisión tiene un coste, mayor o menor en el grado de relevancia que nosotros le demos.
Con frecuencia estamos enfocados en los resultados, eso nos hace desconectar del camino; de la aventura constante hasta llegar a la meta u objetivo.

De entre tantos avisos y/o cambios que se han ofrecido no he sido capaz de verlos todos, al menos a primera vista, de modo que se han repetido situaciones en mi vida hasta que llegué a este viaje, a este maravilloso viaje que es el acompañamiento y sostén, sobretodo en la maternidad, en familias.

Hay una frase que comentamos mucho en casa: “No podemos acompañar más allá de dónde nosotros hemos llegado”.
Así que estoy en evolución, re-volución jejejeje y supervisión constante para poder realizar mi trabajo de manera profesional y ayudar objetivamente en cada situación con toda su amplitud.

Antes de este proyecto, hubo otros, durante mas de 10 años fui recepcionista de una de los mejores hoteles del sur de Fuerteventura.

He integrado una afirmación que escuche cuando tenía 19 años;
” Se lo que quieras ser, haz lo quieras hacer, pero decidas lo que decidas: se la mejor”.
De modo que si, era buena como recepcionista, con mi ciclicidad y genuidad, jajajaja.
Durante mucho tiempo disfruté mucho del trabajo, de los compañeras, de los turnos de noche 

Para afianzar este proyecto de hoy, Cerezas, he tenido que soltar …y tanto que he soltado 

Restablecer patrones y creencias familiares y sociales que me limitaban.

He soltado el confort y la seguridad de un trabajo estable y seguro.
He soltado el miedo al dinero o bueno, a la ausencia de él.
He soltado los horarios lineales y rigídos.
He soltado mucho mas…y aún queda, siempre queda algo 

He desprendido juicios y valoraciones que encorsetaban a as situaciones y las personas con una corta y estrecha mirada.
He ganado flexibilidad, que me permite estar con mis hijos y criarlos como creo y siento.

He ganado confianza y seguridad en mi.
He dado valor a mi conocimiento y profesión.

He ganado experiencia vital…sin duda 

He conocido familias super interesantes.

Y, aunque durante estos años se han quedado proyectos con finales distintos a los previstos en el camino, me he recuperado a mi misma, reconociéndome en es esta etapa tal

cuál soy, tal cuál siempre he sido y no me permitía expresarme.

En la maternidad se destapan cosas, situaciones y emociones ocultas en nuestra alma y, también, talentos y dones.
Es un buen momento para poner tus cartas sobre la mesa y desprenderse de aquello que no te deja marchar ligera.
Cada una desde su vivencia y necesidad.

Entre otros dones, descubrí la escucha, la empatía, la capacidad de amalgamar, de crear equipo, la comunicación sin duda, mi resilencia, mi adaptabilidad, mi curiosidad…que me lleva a estar siempre atenta leyendo y empapándome de todo aquello que ya me resuena o resulta conocido 

Seguro que tu ves cosas en mí porque también las tienes integradas en ti.

Me han preguntado en varias ocasiones que como llegué hasta aquí, hasta esta empresa.
Me he sentido muy alagada por las palabras de aliento de esas familias y, con mucha humildad, les doy las gracias.

Estoy aquí porque me gusta y disfruto de mi trabajo, porque considero que es necesario y porque es mi misión ahora mismo divulgar, acompañar y poner este conocimiento en tránsito; de manera cercana, fácil y practica. Así lo siento, así lo hago, así la vida me acompaña y las situaciones y las circunstancias se dan para que fluya.

Gracias, gracias, gracias.
Muriel Santana.

Verano 2016

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This