AUTO-RESPETO

Según la Real Academia Española “respeto” deviene del latín “respectus”, atención, consideración.

“Considerar y apreciar al otro en su calidad de ser humano” pero ¿siempre es hacia afuera? ¿Podemos reivindicar a nuestro prójimo si no lo hemos hecho con nosotros mismos? ¿Cómo podríamos reconocer al otro en su humanidad si no sabemos quiénes somos?

¿Cuántas veces al año te detienes a reflexionar sobre quién eres, hacia dónde vas y para qué estás en esta vida? Muy existencialista tal vez; sin embargo si no nos observamos difícilmente podremos transcender nuestros errores.

El auto-respeto viene de la mano del auto-conocimiento y de la auto-estima; analizando la palabra implica auto=uno mismo-respeto=consideración, deferencia.

¿Y qué deferencia haces cuando postergas tus sentimientos, sueños, ideas, por la aprobación o el qué dirán?

Auto-respeto significa considerar mi existencia, darle valor, importancia e interés, en otras palabras, darme un lugar en mi historia; dejar de vivir a la sombra de mi pareja o familia, brillar con luz propia, aceptando que soy un todo, con virtudes y defectos.

-Cuando tengo auto-respeto, fluyo en mi vida, disfrutando de todo lo que sucede y comprendo que en la vida existirán situaciones que no son de mi agrado, pero que independientemente de eso existirán, entonces cuando surjan tendré la oportunidad de elegir como querer sentirme frente a ellas, porque habré aprendido a desarrollar mi libertad personal.

-Si tengo auto-respeto soy consciente de lo importante que es respetar a los demás. El respeto deja de ser un cliché y se convierte en una postura genuina, generadora de relaciones sanas y exitosas. No estaré esperando que los demás actúen según mis necesidades, entenderé cuando alguien opina diferente a mí, porque sabré que no siempre pensaré igual de ellos, incluso de quienes amo.

-Cuando tengo auto-respeto tengo la capacidad de elegir en todo momento y por lo tanto tengo el poder de observar en todo, algo positivo. Entendiendo cómo positivo “una ganancia”, aquello que la experiencia aporta a mi vida, pues seré un eterno/a aprendiz.

-Cuando tengo auto-respeto conozco mis limitaciones y sé pedir apoyo, puedo decir sin drama alguno con esto sola/o no puedo” y recurro a otras personas para que juntos lleguemos al resultado deseado.

-Cuando tengo autorespeto no me convierto en víctima de las circunstancias, no dejo de accionar por lo que sucede en el afuera.

-Cuando tengo auto-respeto sé establecer límites esenciales para no desdibujar mi personalidad y así generar espacios para mi intimidad.

-El auto-respeto me convierte en una persona internamente libre, por lo tanto no requiero poner en manos del azar o de otras personas mi satisfacción y felicidad, así puedo vivir plenamente y en armonía. Mi comunicación con el mundo será asertiva, pues no estaré proyectando mis temores o carencias.

-A través de mi auto-respeto tendré la capacidad de dar espacios y conductas de amor espontáneas y reales a quienes me rodean, pues en mi autovaloración puedo comprender la importancia de la existencia del otro.

Cuando se tiene auto-respeto, disfrutas más de la vida, los demás te respetan más, puedes tomar más y mejores decisiones, tener más apoyo, poner límites, dejar de ser víctima de las circunstancias, sentirte más libre e incluso más amada/o.

Esther González

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This